DisplayPort y HDMI: cuáles son las diferencias

Dentro de las diferentes opciones que tenemos para conectar nuestros equipos a monitores, proyectores, pantallas, televisores, etc… los dos estándares que se están imponiendo son  Displayport y HDMI.

Vamos a explicarte cuáles son las diferencias entre los estándares DisplayPort y HDMI, los cuales puedes encontrarte en tu nueva televisión de alta resolución, en tus monitores de ordenador o en las tarjetas gráficas de tu PC. Se trata de los dos estándares punteros a la hora de transportar imagen, dejando atrás a otros como el VGA o el DVI.

Son dos estándares que actualmente se encuentran bastante parejos en cuanto a las resoluciones y la frecuencia que ofrecen, aunque uno de ellos tiene bastante más ancho de banda. Vamos a hablarte primero en profundidad de uno, luego de otro, y terminaremos mencionando las principales diferencias para que puedas decidir cuál de ellos te conviene más.

 

Salida de video HDMI

Hdmi

El estándar HDMI fue diseñado para convertirse en el sucesor tanto de los viejos VGA como de los DVI. Tiene algunas importantes bazas a su favor, como por ejemplo el hecho de que es capaz de llevar señales de vídeo y audio a la vez, en vez de sólo de vídeo como en el caso de las dos anteriores. Esto, ayuda a simplificar mucho las conexiones.

En cuanto a sus puntos negativos, uno es que sólo transmite señal digital. Pero como las pantallas analógicas ya están completamente obsoletas, este punto negativo pierde bastante fuerza. Sin embargo, lo peor es que es un estándar con diferentes tipos de conectores y versiones, por lo que no es tan fácil de entender.

Tipos Hdmi

Lo primero que tienes que tener en cuenta es el conector del HDMI, que pueden ser estándar, mini y micro. Estas conexiones también reciben a veces el nombre de A, C y D respectivamente. A la hora de comprar un cable HDMI deberás tener en cuenta el tipo de conector que necesitas en ambos extremos. Podrás comprar cables que tengan el mismo conector a ambos lados o uno de cada. El más común suele ser el A, pero también puedes encontrarte los otros en diferentes dispositivos.

  • El conector estándar o de tipo A es el más común y es el normal en la gran mayoría de los casos. Las teles, consolas y otros dispositivos de tamaño medio incluyen conectores para este tipo de conector.

  • El conector mini o de tipo C tiene un tamaño más compacto y se creó con dispositivos más pequeños en mente, como cámaras de vídeo. Físicamente es parecido al conector de tipo A, aunque mucho más plano.

  • El conector micro o de tipo D es todavía más pequeño y frustrantemente similar a un conector microUSB (que es un cable totalmente distinto). Es común verlo en dispositivos de pequeño tamaño como cámaras de fotos.

 

Y luego están las versiones del estándar HDMI, que ha ido evolucionando y mejorando a lo largo de los años. La última versión de HDMI a la hora de escribir este artículo es la versión 2.1, aunque el tipo de cable que encontrarás en tiendas es comúnmente HDMI 2.0. Estas son las versiones y sus cambios más importantes:

  • HDMI 1.0: fue la primera versión lanzada en 2002 y que era básicamente como unir DVI con audio en una única conexión. Es difícil que encuentres cables HDMI 1.0 hoy en día, capaz de transmitir vídeo Full HD a 60 Hz.
  • HDMI 1.1: añade el soporte para DVD Audio.
  • HDMI 1.2: el principal cambio fue que permitía el uso de resoluciones y configuraciones personalizadas en lugar de limitarse a una lista preaprobada, dando más flexibilidad a los fabricantes.
  • HDMI 1.3: soporta la transmisión a resolución 2560 × 1440 a 60 Hz y el uso de Dolby TrueHD y DTS-HD Master Audio. Con esta versión se añadió el conector tipo C (mini).
  • HDMI 1.4: soporta 4K aunque solo a 24 Hz además de la posibilidad de actuar también como un conector de red Ethernet. Se añadió en esta versión el soporte para 3D y el nuevo conector tipo D (micro).
  • HDMI 2.0: el más extendido hoy en día y añade soporte para 4K a 60Hz, hasta cuatro streams de audio, y soporte para HDR dinámico.
  • HDMI 2.1: la última versión aumenta todavía más el ancho de banda, hasta 48 Gbps, permitiendo hasta 8K a 120 Hz, aunque este nuevo ancho de banda es solo aprovechable con un tipo especial de cable llamado 48G.